sábado, 30 de junio de 2012

Celebración comunitaria de la Penitencia 2012

A medida que se acerca el tiempo de Comuniones en nuestra Parroquia se hacen muchos preparativos, y uno de ellos es el de la celebración comunitaria de la penitencia. En ella, los niños y niñas que este año van a hacer su Primera Comunión reciben y participan del sacramento de la Reconciliación o Penitencia. Os hemos dejado alguna foto para que os podáis hacer una idea de cómo es...


La celebración es muy animada y particitipativa. El coro acompaña y anima los cantos, que son proyectados para que los podamos ver todos. También hacemos catequesis: este año proyectamos la parábola del Hijo Pródigo. Luego vienen las confesiones individuales, tras las que, mediante una serie de gestos, intentamos dar a entender el significado de este sacramento de la Penitencia: encendemos un farolillo a partir del fuego del Cirio y todos rezamos unidos el Padrenuestro.

miércoles, 13 de junio de 2012

Primera Comunión

Qué no es la Primera Comunión

  1. No es un compromiso social, algo que hay que hacer porque todos lo hacen y que, por tanto, hay que pasar.
  2. No es una cosa de niños, es decir algo de poca importancia, que sólo interesa al niño o quizá al párroco. Y, por tanto, de lo que los padres no deben preocuparse.
  3. No es una ocasión de lucimiento, que hay que aprovechar para deslumbrar a las amistades y conocidos.
  4. No es un acontecimicnto mundano. Así, lo estan viviendo demasiados niños.
  5. No es oportunidad de conseguir regalos o ayudas. Sería convertir algo tan grande, en un medio de comercio.

Qué es la Primera Comunión 

  1. Es el acontecimiento más importante de la vida religiosa del niño, después del bautismo. Es la incorporación del niño a la comunidad cristiana, La primera comunión afecta al niño, a sus padres y a todos.
  2. Es la mejor ocasión para orientar cristianamente al niño: iniciar al niño en los misterios del culto a Dios, de la liturgia y de los sacramentos.
  3. Es ocasión propicia para la renovación de la vida cristiana en toda la familia: "La familia constituye para el niño la primera comunidad cristiana en la que va a desarrollarse su fe" (Pío XII).
  4. Es también ocasión excepcional para dar testimonio ante todo el mundo de un cristianismo auténtico y consciente por parte de los padres y de toda la familia. 
La parroquia completa esa labor, la dirige,  la sincroniza... Pero cuando hay una comunidad que sabe acogerlos y hacerles un sitio en la mesa, todo se transforma. Entonces pueden descubrir la alegría impaciente en que Jesús espera ese encuentro, y se dan cuenta de que pueden estrenar un camino de amistad con Él, y que "estar en comunión" significa ir estando progresivamente de acuerdo con ese Jesús: con su manera de vivir, de amar, con sus preferencias y sus criterios. Y empiezan a experimentar, a su pequeña escala, que los mayores están ahí para ayudarles a aprender lo mas importante de la vida: el amor.

Y la Primera Comunión puede ser entonces experiencia de Primera Comunidad. 

¿Tomamos hoy en serio esta tarea los cristianos adultos?

martes, 12 de junio de 2012

¿En qué consiste la doctrina social de la Iglesia?

El Evangelio abarca la totalidad de la vida de las personas. Es la totalidad de cada persona la que hay que encauzar, mejorar y salvar. La Iglesia en su predicación y en todas sus enseñanzas pretende hacerse eco del Evangelio de Jesucristo, el Hijo de Dios que vino al mundo para salvarlo, abriendo a todos un horizonte de futuro.

Y así unas veces toca hablar de Sacramentos (Misa, Penitencia, Confirmación, etc.); otras veces de cuestiones relacionadas con el Matrimonio y la familia. Otras veces hay que hablar de temas relacionados con la vida social: trabajo, economía, política, etc., abordando estas cuestiones no desde un punto de vista técnico, sino desde un punto de vista ético y moral. Y aquí está lo que se llama Doctrina Social de la Iglesia. Nadie puede negar, porque es evidente, que detrás de la grave y dolorosa (para muchas familias, trágica) crisis económica que estamos viviendo, existe un problema ético, es decir, de falta de comportamientos justos y razonables por parte de muchos responsables de la política y la economía. ¿Quién no ve lo injusto e incomprensible que es que algunos dirigentes políticos, dirigentes de empresas o dirigentes de entidades bancarias, que dejan detrás de sí una ruina, se vayan cobrando tanto dinero, cuando hay tanta gente, con la misma dignidad humana, que muchas veces no tienen ni para pan y caldo? Con más sentido ético y más humanidad, que es lo que enseña la Iglesia, haciéndose eco del Evangelio, esto no sucedería...

Pablo VI decía que la “tarta alcanza para todos”, pero que está muy mal repartida, Para cambiar y mejorar las cosas, en este sentido, trabaja la Iglesia a través de CÁRITAS.


Benedicto XVI no se cansa de recordar que detrás de la crisis económica actual existe una crisis moral; una crisis de valores.