domingo, 27 de enero de 2013

Candelaria

El 2 de febrero celebraremos solemnemente la popular fiesta de la Candelaria o de las Candelas. Se recuerda en ese día como María y José, 40 días después de nacer el niño Jesús, acudieron al templo de Jerusalén para presentarlo al Señor, como establecía una ley judía referente a los hijos primogénitos (Lc. 2, 22-38). Al mismo tiempo cumplen con otra ley que hacía referencia a la madre para la que se prescribía un rito de purificación legal.

Popularmente esta fiesta suele llamarse de la Candelaria (Nª Sª de la Candelaria), aludiendo a la procesión de las candelas que se bendicen y se encienden recordando las palabras del anciano Simeón quien, con el Niño Jesús en sus brazos, lo proclama LUZ para todos los pueblos.

 Invitamos a todos los niños de la Parroquia, y de un modo especial a los que han recibido el Bautismo durante el año 2012; a los niños y a sus padres, naturalmente, para que acudan a la eucaristía de las 7 de la tarde, en la que ellos serán protagonistas destacados. También hacemos una invitación particular a los niños que se están preparando para la Primera Comunión. Rezaremos por unos y por otros para que el Señor los lleve de la mano, los guíe y proteja. Al final una bendición especial para todos ellos. No faltéis.

Charlas de formación cristiana

Tendrán lugar los viernes 2º, 3º y 4º de cada mes. Los viernes 2º y 4º de formación bíblica y teológica; el 3º de formación litúrgica. Se trata, como nos dice el Papa, de conocer más el contenido de la fe ("Doctrina Cristiana") para luego vivirla con alegría y testimoniarla con valentía. No se puede ir por la vida a merced del viento que sopla. Hay que tener ideas y criterios personales. Para ello hay que formarse. Estas charlas pretenden ser una ayuda.

martes, 8 de enero de 2013

Novedades en la iglesia parroquial

Se trata de pequeñas novedades ornamentales que, acordadas por los Consejos parroquiales de Pastoral y Asuntos Económicos, se encargaron a Talleres Granda de Madrid y se estrenaron la semana anterior a la Nochebuena.

Son tres: un fondo dorado para la imagen de San Rosendo, patrono de la Parroquia, situado en el centro del presbiterio, y otro para el relieve de la Sagrada Familia, situado en la capilla del baptisterio. En ambos casos se trata de dar realce a las mencionadas esculturas, un realce del que carecían y que parece que debían tener, dada su importancia y significación. La tercera novedad es una hermosa paloma adosada a la pila bautismal simbolizando el Espíritu Santo, figura tradicional de la tercera persona de la Santísima Trinidad, para resaltar su singular actuación en el sacramento del Bautismo, por el que nacemos a la vida de la gracia a través del agua y del Espíritu Santo (Jn. 3,5)