sábado, 20 de abril de 2013

Celebraciones de Semana Santa y Pascua

Resultaron muy concurridas, discurrieron en un clima de fe y devoción. En las principales celebraciones se llenó la iglesia. Especialmente multitudinaria fue la celebración de las 11, del Domingo de Ramos. Tuvimos la bendición de los ramos en el parque; luego la procesión a la iglesia donde se celebró la eucaristía. Tambien se llenó a tope la iglesia en la Solemne Vigilia Pascual del Sabado Santo por la noche, en la que, como en años anteriores, se dio a cada uno su bollito de Pascua; este año pan de Carral.


En la que también hubo más gente que el año pasado, aunque sin llenar la iglesia, fue en la Celebración Comunitaria de la Penitencia el Miércoles Santo por la tarde.

Diploma para Conchita

Con motivo del “Día Internacional de las Mujeres”, el Ayuntamiento concedió un diploma a varias mujeres de la ciudad por una labor solidaria en favor de los demás. Una de las galardonadas ha sido Conchita Represas Freán, feligresa y Presidenta de Cáritas Parroquial de San Rosendo. Conchita recibió de manos del Sr. Alcalde de A Coruña el Diploma de “Solidaria Coruñesa” .

Nuestra cordial felicitación a Conchita por este hermoso y expresivo galardón.

miércoles, 3 de abril de 2013

Padre Cristóbal de Santa Catalina: ¿quién fue y que hizo?

La respuesta a estas preguntas la hallamos en un cuadernillo editado por la congregación religiosa por él fundada. Transcribimos:
El venerable padre Cristóbal de Santa Catalina nace en Mérida (Badajoz) en 1638 en una familia cristiana y pobre.

Educado en la fe, es un niño de exquisita sensibilidad religiosa... Ordenado sacerdote ejerce en Mérida su ministerio pastoral, a la vez que colabora en el hospital. Pronto lo destinan como ayudante del capellán de un Tercio. En la guerra (con Portugal) escucha, cura y confiesa a sus compañeros, hasta que enferma gravemente. Restablecido, intuye la invitación de Dios a cambiar su modo de vida por otro más radical. Y marcha a la sierra de Córdoba donde vive 7 años como ermitaño. Alguna vez tiene que bajar a la ciudad y allí observa la necesidad, a veces miseria, en que vive mucha gente. En aquellas circunstancias siente que Dios le llama para dedicarse de lleno a hacer algo por aquellas gentes. Empieza trabajando en la cofradía del nazareno que existía en la ciudad de Córdoba y que le cede un pequeño hospitalito, que será el punto de partida para la nueva congregación creada por él:  HERMANAS HOSPITALARIAS DE JESÚS NAZARENO FRANCISCANAS, cuyo fin es “servir a los pobres”. El P. Cristóbal, como Jesús de Nazaret, atiende simultáneamente a las necesidades materiales y espirituales de las personas, consciente de que es cada persona en su integridad –cuerpo y alma- a la que hay que atender e intentar salvar... en 1960 una epidemia de cólera azota la ciudad. P. Cristóbal atiende a los enfermos hasta que queda contagiado. El 24 de julio de ese año descansa en la paz del Señor.

Hoy, la obra del P. Cristóbal pervive en la Congregación de HH Hospitalarias de Jesús Nazareno Franciscanas, que ha extendido su función caritativa y social a nuevas formas de pobreza por toda España y otros países de Europa y América Latina.

Aquí en el barrio de la Sagrada Familia tienen una casa de acogida para mujeres en situación de desamparo.
El próximo día 7 de abril el P. Cristóbal va a ser beatificado en la catedral de Córdoba. Desde la Parroquia de San Rosendo irán algunas personas. Si alguien más quiere ir puede hacerlo. Que lo diga si quiere ir con el grupo.