lunes, 30 de marzo de 2015

Excursión a Lourdes

Tendrá lugar del 20 al 24 de junio, aprovechando que el 24 es día no laborable en A Coruña. Visitaremos además los santuarios de TORRECIUDAD(Huesca) y EL PILAR (Zaragoza).
Itinerario: Coruña-León (comida)-Burgos-Logroño(dormir)-Vitoria-LOURDES (2 noches)-Torre Ciudad (Santuario)-Zaragoza (Año Jubilar del Pilar, dormir)- A Coruña (con alguna parada en el camino).
Salida: hora 7. Precio 350 euros (Pensión completa: coche, comida y dormir). Se pondrá un solo autocar. Por tanto, los que piensen ir que se anoten pronto. Si se retrasan se exponen a quedar sin plaza.
Para anotarse: En la parroquia o llamando al tel. 981 24 43 43.

Horarios de Semana Santa

DOMINGO DE RAMOS: Bendición solemne de los Ramos en la Misa de 11. Si el tiempo lo permite, en el parque, frente a la iglesia.
MIERCOLES SANTO: A las 6 de la tarde, CELEBRACIÓN COMUNITARIA DE LA PENITENCIA.
JUEVES SANTO: A las 6 de la tarde, MISA IN CENA DOMINI (No hay misa por la mañana). A las 8 de la tarde: HORA SANTA.
VIERNES SANTO: A las 5 de la tarde, CELEBRACIÓN LITÚRGICA DE LA PASION Y MUERTE DEL SEÑOR. A las 12 y a la 1 VIACRUCIS.
SABADO SANTO: Celebración  mariana y presentación de los Santos Óleos (No hay misa por la mañana).
A las 9 de la noche: SOLEMNE VIGILIA PASCUAL, con Misa Solemne. Bendición del agua bautismal y bautismo de un niño (Francisco). Después se bendecirá el agua común y renovaremos todas las promesas bautismales. También se bendecirán los bollos de Pascua.

Semana Santa 2015

"Semana Santa", así denominada por los acontecimientos salvíficos que durante ella iremos recordando y reviviendo en las celebraciones de esos días, sobre todo en los tres últimos días, que constituyen lo que se llama "Triduo Sacro", que comprende desde la tarde-noche del Jueves Santo hasta el Domingo de Resurrección inclusive.
Para cada creyente, resultará ser Semana Santa de verdad si se la vive santamente, es decir, con espíritu religioso, participando con fe y devoción en las distintas celebraciones que irán jalonando el recuerdo de los principales acontecimientos de la vida de Jesucristo, el Hijo de Dios, a su paso por este mundo. Acontecimientos que constituyen lo que los teólogos llaman "Misterio Pascual".
Este año la Semana Santa empieza el 29 de marzo, Domingo de Ramos. Se le llama así porque en él recordamos la entrada solemne de Jesús en Jerusalén, aclamado y victoreado por el pueblo con ramos y palmas en las manos....

sábado, 14 de marzo de 2015

"Precepto Pascual": ¿Qué es eso?

Se habla poco de él, pero no ha sido abolido. Se llama así a una ley de la Iglesia que establece la obligación de confesar al menos una vez al año los pecados graves. Lo de pascual quiere decir que se debe hacer en torno a la Pascua (Cuaresma o cincuentena pascual= los 50 días que siguen al Domingo de Resurrección). Aunque la ley habla de los "pecados graves", se aconseja confesarse aunque solo hay "pecados veniales". Todos necesitamos revisar a fondo nuestra vida para caer en la cuenta de lo que no cuadra con nuestra condición de cristianos, reconocer nuestros pecados, arrepentirnos y confesarnos para recibir el perdón de Dios a través del sacramento que Jesucristo instituyó para ello. Seguro que si lo hacemos bien experimentaremos la sensación de habernos quitado de encima un peso. Nos sentiremos aliviados y con paz interior. Probad y veréis.

Fiestas Patronales: mucha concurrencia y buen ambiente.

Tanto la Novena como la Solemnidad resultaron muy concurridas y transcurrieron en clima de fe y gran vivencia religiosa. Como es sabido la Solemnidad este año, por cuadrar el día 1 de marzo en Domingo de Cuaresma, hubo que trasladarla al lunes, día 2. Pero, a pesar de ser un día laborable, en la Misa Solemne de las 7 de la tarde, la iglesia estaba llena. Al final, en vez de los "pinchos" de otros años, hubo para todos los presentes un pequeño detalle individual.
Las homilías de D. Gabriel Vecino, que aceptó el encargo de predicar este año durante la Novena, gustaron mucho y abordaron, en un lenguaje ameno y salpicado de anécdotas, temas muy interesantes y prácticos. Fueron una especie de Ejercicios Espirituales abiertos en esta Cuaresma de 2015. Que el Señor, por intercesión de San Rosendo, recompense a D. Gabriel y a cuantos participaron en las celebraciones de la Novena y/o de la Solemnidad.

domingo, 1 de marzo de 2015

Bautismo

Por el Sacramento del Bautismo nació a la Vida de la gracia, quedó constituido en hijo adoptivo de Dios y se incorporó a la Iglesia, el niño: Ramón González Dopico (14-2-15).
Enhorabuena al niño y a sus padres.

Ayuno y Abstinencia: ¿Qué sentido tienen?

El ayuno y la abstinencia son las dos prácticas penitenciales comunitarias más populares de la Cuaresma. Ambas están prescritas por el Código de Derecho Canónico para el primer día de la Cuaresma (Miércoles de Ceniza), y para el primero del Triduo Pascual (Viernes Santo). El ayuno de los 18 a los 59 años y la abstinencia a partir de los 14. No obligan a los enfermos ni si existe algún otro motivo de peso en casos concretos. Ni en las fiestas religiosas que sean "solemnidades".
Ayunar es abstenerse de comer, total o parcialmente. La abstinencia es una modalidad de ayuno (abstenerse de comer carne). Es algo así como una modalidad especial de IVA para los ricos. Cuando se estableció esta ley, la carne era un manjar casi exclusivo, de los ricos. Los pobres comían carnes en las fiestas patronales y poco más. El marisco, y demás productos del mar, eran alimentos de los pobres, sobre todo marineros y demás gente que vivía en el entorno del mar....
Bien; pero, ¿qué sentido tienen para un cristiano el ayuno, que en realidad existe en  todas las regiones? (Los cristianos heredamos esta tradición de los judíos).
Podemos señalar como tres finalidades:
  1. Ascética: es un medio para lograr un mayor dominio de uno mismo, sobre todo en lo que se refiere a los instintos o pasiones que tantas veces nos inclinan e incitan al mal y al pecado.
  2. Solidario-caritativa: nos privamos de algo, no para ahorrar e incrementar el patrimonio, sino para compartirlo con los necesitados. Por eso, ayuno y limosna aparecen estrechamente vinculados, en una visión cristiana de las cosas.
  3. Espiritual: El ayuno cuaresmal nos recuerda y nos une espiritualmente a Jesucristo ayunando durante 40 días en el desierto antes de iniciar la predicación del Evangelio (Mt. 4, 1-2). Por todo ello, el ayuno es también signo de conversión, característica de toda la Cuaresma.