sábado, 25 de febrero de 2017

El Papa Francisco escribe a los novios

Queridos novios:
La preparación próxima al matrimonio tiende a concentrarse en las invitaciones, la vestimenta, la fiesta y los innumerables detalles que consumen tanto el presupuesto como las energías y la alegría. Los Novios llegan agobiados y agotados al casamiento, en lugar de dedicar las mejores fuerzas a prepararse como pareja para el Gran paso que van a dar juntos. Esta mentalidad se refleja también en algunas uniones de hecho que nunca llegan al casamiento porque piensan en festejos demasiado costosos, en lugar de dar la prioridad al amor mutuo y a su formalización ante los demás.

Queridos novios:
Tened la valentía de ser diferentes, no os dejéis devorar por la sociedad del consumo y de la apariencia. Lo que importa es el amor que nos une, fortalecido y santificado por la gracia. Vosotros sois capaces de optar por un festejo austero y sencillo, para colocar el amos por encima de todo. (Encíclica "la alegría del amor", Nº 212)

Conviene empezar bien: así sera mas fácil continuar y terminar bien esa travesía por la vida compartida, remando juntos, que un Matrimonio Cristiano inicia con la celebración del correspondiente sacramento el día de su boda. El PAPA Francisco señala la manera de prepararse adecuada mente para ese inicio de ruta.



No hay comentarios:

Publicar un comentario