sábado, 11 de marzo de 2017

¿Que sentido tiene el ayuno en nuestro tiempo?

           Acabamos de entrar en la Cuaresma de 2017. Entre las practicas cuaresmales de vida cristiana mas recomendadas, en las lecturas bíblicas y en los textos litúrgicos, figuran como camino para una verdadera CONVERSIÓN, la oración, el AYUNO y la limosna.....
          En cuanto al ayuno, ¿qué sentido tiene hablar hoy de el y prescribir lo en ciertos días? La legislación eclesiástica, actualmente, señala como días de ayuno y abstinencia el Miércoles de Ceniza y el Viernes Santo ( La abstinencia es una forma de ayuno que consiste en no comer carne. El ayuno consiste en no comer ningún alimento entre comidas: desayuno, almuerzo y cena. No se incluye el agua). La ley del ayuno obliga de los 18 a los 59. La de la abstinencia obliga a partir de los 14 años. Estas leyes no obligan a los enfermos. Hechas estas aclaraciones, en cuanto al sentido de esta antigua practica ascética, común a todas las religiones, podemos distinguir varias vertientes. Son éstas:
    1ª.) Pedagógica: somos administradores y beneficiarios de las cosas materiales, no sus esclavos;
    2ª.) Ascética: favorece el autodominio y auto control de las pasiones y apetitos instintivos;
    3ª.) Solidaria: ayudamos no para acumular  más, sino para compartir con los que tienen menos y pasan necesidad;
    4ª.) Espiritual: con nuestro ayuno recordamos y nos unimos espiritualmente al ayuno de Jesús y el ayuno de tantos millones que en el mundo se ven obligadas a ayunar durante todo el año.
     Si ayunamos así, con este espíritu, nuestro ayuno será verdadera mente <<ayuno cristiano>>(ls. 58, 6-7; Mt. 6, 16-17).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada